Se encuentra un tesoro de monedas en el sótano, y se lo gasta en las tragaperras.

Un murciano que estaba haciendo limpieza en el sótano de casa descubrió en una bolsa un montón de monedas antiguas, a las que no atribuyó ningún valor. “Las mierdas que guardaba padre”, pensó. Por eso mismo se acercó a un bar del pueblo, a probar si funcionaban en el tragaperras.

Para su sorpresa, las monedas entraban como si fueran de 1 euro mismamente. Y la suerte le siguió sonriendo, pues sacó unos 60€, sin haber gastado ni un duro. O eso creía, porque se guardó una moneda para su cuñado, que colecciona sellos y monedas, y le dijo que una sola de ellas podía costar unos 90 euros en el mercado.

Después de calcular que había tirado unas 50 monedas, salieron corriendo al bar, pero se lo encontraron cerrado a las 7 de la tarde del sábado “Por descanso del personal”, según el letrero que colgaba en la puerta. “A ver si vuelve a abrir Paco, que le tengo que decir que todo era una broma, que pensaba devolverle los 60 euros”, nos ha comentado.