Se entrega fugitivo que se encontraba oculto en casa de su suegra

Esta mañana se ha entregado en la Comisaría de Policía de Vallecas un hombre de nacionalidad española que estaba buscado desde que se fugó de prisión hace apenas una semana. El fugitivo se acercó al agente que prestaba servicio de vigilancia en la puerta del establecimiento y con lágrimas en los ojos le rogó que, por favor, lo detuviera.

El preso protagonizó una espectacular huída, cabando un túnel en la prisión, lo que le pudo llevar varios años, y permanecía oculto en la casa de su suegra, donde convivía con ésta, su esposa e hijos que llevaban años viviendo allí.

“No aguanto más, por favor, deténganme. Estos días han sido peor que los años de prisión que me he comido. Mi suegra es peor que cualquier tortura que se haya podido inventar. Devuélvanme a la tranquilidad de mi celda”, dicen que suplicaba entre sollozos el prófugo. También dicen que comentaba, una vez que lo esposaron y lo llevaban al calabozo que “encima me dicen que mañana viene mi cuñao a pasar unos días, por ahí sí que no pienso pasar…”

Compártelo: