Va todos los días al trabajo disfrazado de anciano para que le cedan el asiento en el metro.

Hay gente con cara, y luego está nuestro protagonista. A. M. D. afirma a nuestro medio, sin ningún tipo de

Leer más