Compra un vestido por internet, y viene con la modelo.

Siempre que compramos algo por Internet vamos con la cautela lógica de si nos van a dar gato por liebre.

Leer más