Taxista abandona su coche con una pasajera dentro que no paraba de hablar

La insólita anécdota tuvo lugar ayer en Málaga, un taxista abandonó su taxi en mitad de la calle debido a una pasajera que no paraba de hablar.

De toda la vida se ha comentado la costumbre de los taxistas por ser excesivamente pesados y dar demasiada conversación a sus clientes, pero ayer en Málaga un taxista sufrió todo lo contrario. La Policía encontró un coche mal estacionado con una mujer dentro y tras preguntarle descubrieron que el taxista la había dejado y ella se negaba a marcharse esperando que volviese. Localizaron al taxista y resolvieron el entuerto.

Según ha declarado él “no aguantaba más, era super pesada, no podía concentrarme en la conducción y antes de tener un accidente decidí dejarla sola hasta que se marchase”, la mujer por su parte ha comentado que “no entiendo nada, a los taxistas les encanta hablar, a mi también, soy su cliente perfecta, el caso que no pensaba moverme hasta que volviese, para cabezona yo”.

Compártelo: