Un tiburón consigue colarse en la piscina de un crucero

Enorme susto el que se llevaron los pasajeros de un crucero por el Mediterráneo cuando en la piscina de agua natural del barco se encontraron con un tiburón blanco de 3 metros de longitud. La piscina natural, que contiene agua del mismo mar, se había quebrado por una zona inferior de la misma por la que pudo colarse el escualo.

Afortunadamente no hay que lamentar víctimas ni heridos. A esa hora solo había una persona en la piscina que al ver la silueta salió corriendo hacia fuera y dando la voz de alarma de “Tiburón, tiburón en la piscina”. Al principio todo el mundo pensó que era una broma y que se trataba de algo preparado por la organización del crucero. Pero poco a poco se fueron dando cuenta que todo era real.

La piscina fue cerrada y el tiburón mantenido en la piscina hasta que llegaron a puerto, donde un grupo de una protectora de animales se encargó de rescatarlo y llevarlo a aguas más profundas. Según comenta la empresa organizadora Steven Spielberg se ha puesto ya en contacto con ellos para recabar información de este increíble suceso y preguntar por los derechos para un posible salto a la pantalla.