Ser tonto es más peligroso que fumar

Un estudio de la Universidad de Michigan ha confirmado un dato preocupante. Quienes fuman tienen menos riesgo de perder la vida que quienes simplemente se dedican a hacer idioteces. Y es que ser tonto es mucho más peligroso que el consumo de sustancias. Y si ambos se fusionan, el riesgo es tan extremo que los investigadores están trabajando a marchas forzadas con el fin de frenarlo.

Esas son las conclusiones del estudio “Estupidez o tabaco, dos cuestiones de análisis”. Llegar a ellas ha llevado a los investigadores 5 años de trabajo con más de 1500 sujetos de estudio. Los resultados se acaban de publicar en la prestigiosa revista Science, de reconocido prestigio internacional.

El problema de ser tonto

Lo peor según el informe es que fumar es algo que todo el mundo ve. Ni el fumador puede negarlo. Pero ser tonto es un concepto para el que no hay una medida. Además, quien lo padece suele ser el que menos reconoce serlo, de modo que los esfuerzos de los expertos se centran en hacer campañas antitabaco para que al menos no se unan los dos problemas.

“Estamos trabajando en un tratamiento de choque, pero por el momento no hemos logrado avances contra la tontería”, asegura Ronald Fisher, responsable de la investigación.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *