Un torero herido tras caerle una cabeza de toro en un restaurante donde cenaba

Juan Molina, “Molinete”, joven torero extremeño que lucha por hacerse un hueco en el escalafón, hoy lucha en el hospital por salvar su pierna izquierda que resultó herida la noche de ayer tras caerle una cabeza de toro encima mientras cenaba junto a su apoderado en el pequeño restaurante cordobés, “El Jaral”.

Según nos los responsables del restaurante las sujeciones que fijaban la cabeza de “Capricho”, un ejemplar de toro que en su día pesó 520 kilos, cedieron con tan mala pata que el pitón derecho atravesó con cierta profundidad su muslo izquierdo, dejando un reguero de sangre por todo el restaurante.

Los gritos de sufrimiento sorprendieron a los comensales que se encontraban en ese momento cenando, y tras unos minutos de confusión, “Molinete”, ayudado por su apoderado y un par de camareros, salieron a la puerta del restaurante al llegar la ambulancia. Según cuentan los médicos, aunque aparatosa, la herida no reviste gravedad y el torero será dado de alta en breve.

Compártelo: