Uiliza el GPS del coche de su marido y le lleva a un puticlub

La protagonista de esta noticia se llevó una “buena” sorpresa la pasada tarde cuando utilizó el coche de su marido, decidió usar su GPS para llegar al supermercado y, sin saber muy bien lo que tocó, acabó llegando al puticlub más famoso de las afueras de su ciudad.

La mujer había tenido un pequeño golpe días atrás y tenia su coche en el taller, así que tuvo que usar el coche de su marido para poder realizar la compra semanal. Inocentemente encendió el GPS y siguió la indicaciones “no se muy bien como funcionan estos cacharros, algo tuve que hacer mal, pero gracias a esa torpeza he conseguido pillar a mi marido”.

El GPS le llevó directamente a un puticlub, parada bajo las luces de neón logró mirar el historial del navegador y se sorprendió viendo que había frecuentado esa ubicación 2 o 3 veces por semana durante los últimos meses. El marido intentó cargar la culpa en un error del aparato, pero no coló, había quedado retratado.