“voy a casa que vivo a 2 calles” la excusa más utilizada para no soplar en un control

La Dirección General de Tráfico (DGT) ha hecho pública una lista donde aparecen las excusas más utilizadas por los conductores españoles al enfrentarse a un control de alcoholemia.

 

La excusa favorita que los conductores ponen, con un 32%, es la de “voy a casa que vivo a dos calles” pero las autoridades recuerdan que es precisamente en los desplazamientos cortos donde se producen la mayoría de los accidentes. Entre la listas de  pretextos destacan también otras justificaciones como “he tomado jarabe para el resfriado y puedo dar positivo” o la de “me cuesta respirar y no puedo soplar”. La policía recuerda que en éstos casos podría hacerse un análisis de sangre para comprobar si se ha bebido sin ningún tipo de dudas. En la lista aparecen además otros casos curiosos de usuarios que se atreven a pedir a los agentes que “haga una excepción, hoy es mi cumpleaños” o incluso conductores que se atreven a ofrecer dinero a cambio de no soplar.

 

La Dirección General de Tráfico avisa de que cualquiera de éstos pretextos para evitar soplar en un control no servirán para nada, y que el truco infalible para no dar positivo en un control de alcoholemia es directamente no beber.

Compártelo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *