En busca y captura el joven que se quedó con el mechero de un agente en un control

La Guardia Civil está peinando la ciudad de Badajoz, en busca y captura de un joven de unos 25 años, metro setenta, piel clara y pelo moreno. El pasado sábado por la noche la guardia civil lo paró en un control de alcoholemia en el que dio negativo, pero antes de marcharse pidió fuego a uno de los agentes, se encendió el cigarrillo y se marchó sin devolver el mechero, lo cual hizo saltar las alarmas unos minutos después cuando el agente se echó mano al bolsillo y notó la ausencia.

En circunstancias normales la cosa hubiera quedado ahí, pero al parecer el mechero era regalo del padre del agente antes de morir, y tenía un gran valor sentimental para él.

La Guardia Civil se ha puesto manos a la obra y ha elaborado un retrato robot que ha colocado en varios lugares de la ciudad para solicitar la colaboración ciudadana en la búsqueda del joven, del cual se desconoce aún si tuvo intención de robar o tan solo fue todo producto de un despiste que le puede costar caro.

Compártelo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *