Un agente de la Guardia Civil multa a su compañero por hablar por el móvil mientras conducía

Estamos ante el claro ejemplo de que la ley es igual para todos cuando ayer por la tarde nos llegó a nuestra redacción este titular.

Según parece el pasado fin de semana un agente de la Guardia Civil que se aproximaba a un control de alcoholemia con su vehículo oficial fue apartado de la circulación por uno de sus compañeros al parecer, por hacer uso de su dispositivo móvil mientras conducía el vehículo.

Al Cabo Peláez le resultó bastante inusual la torcedura de cuello que presentaba el ocupante hasta que se percató del aparato adosado a su oreja. “Le he parado por utilizar el móvil mientras conduce” -le dijo con aspecto muy severo. Cierto es, que la llamada era bastante importante, pues se trataba de recibir indicaciones para encontrar el puesto de control en el que acababa de ser detenido. El interlocutor era el propio Cabo Peláez, que transmitía órdenes concisas de la ubicación al agente infractor.

El Comandante General del acuartelamiento al que pertenece ésta pareja de oficiales, después de escuchar a ambas partes tomó la decisión de no abrirles un expediente disciplinario a los dos por hacerle perder el tiempo de esta manera tan absurda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *