Desmontan tobogan de parque acuático para rescatar a obeso que se quedó atorado.

Susto de los gordos en un Parque Acuático de la costa alicantina este domingo. Sobre las 12 del mediodía, cuando todo transcurría con normalidad, y la gente estaba disfrutando de un gran día en este enclave, el ambiente empezó a llenarse de gritos, llantos y alarmas sonando.

En el tobogán denominado “lento”, que es un tubo totalmente cerrado, se había quedado atascado un turista alemán, de aproximadamente 1´85 de altura, y que daría unos 150 kilos en báscula. Al parecer, en uno de los giros más cerrados, nuestro desafortunado protagonista quedó atorado, provocando incluso que el agua se estancara en ese punto.

Inmediatamente se activó el protocolo de desatranco de bañistas, teniéndose que desmontar por completo el tobogán, con cuidado de que el cliente no cayera al suelo desde la altura. Las tareas duraron hasta el cierre. El director de las instalaciones declaró que “para compensar el mal rato, él y su familia tendrán siempre entrada libre al complejo, con la única prohibición de que monte en toboganes cerrados y tirarse a bomba en la piscina”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *