Detenido por enseñarla en una farmacia al ir a comprar condones.

La policía de Cieza (Murcia) ha detenido esta tarde pasada a un señor que entró en una farmacia y se bajó los pantalones para que la encargada de la botica acertase, de una vez, con la talla de los condones que necesitaba.

La encargada del establecimiento presionó el botón antiatracos que instalaron en el mostrador y en unos minutos se presentó un patrullero para detener a nuestro hombre, que seguía con los pantalones por los tobillos, exigiendo que alguien le tomara medidas y le vendieran una caja de profilácticos.

“Estoy cansado de comprar condones de todo tipo y tamaño, y cuando consigo llevarme una al huerto, al final siempre me queden grandes. Creo que los profesionales de la farmacia están para ayudar a los clientes en la elección de los productos que tienen a la venta, el otro día vine, y me supieron asesorar en el tamaño del cepillo de dientes que me venía mejor”. Las empleadas de la farmacia, por su parte, sólo comentaron “lo va a tener complicado, tan pequeñitos creo que ya no se venden en España”.

Compártelo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *