Lleva años fingiendo ser mudo por vergüenza a su voz de pito

Un gallego de 46 años de edad ha reconocido oficialmente que no es mudo y que únicamente se hacía pasar por tal porque se avergüenza de la voz de pito que tiene.

Todo comenzó al cumplir los 13 años, durante su proceso de maduración le cambió la voz pero en este caso para peor “sonaba ridículo y los amigos se reían mucho de mi, así que se me ocurrió hacerme pasar por mudo y así evitar futuras risas”. Su familia se asustó mucho al principio, pero poco a poco todos los especialistas médicos descartaron ninguna enfermedad, aunque no daban explicación a su repentina mudez.

A medida que fueron pasando los años el hombre se acostumbró a tanto a no hablar que cuando lo intentaba en la soledad de su casa ya no le era posible “con la tontería me olvidé de hablar, acudí a varios logopedas alegando que no era mudo en realidad, pero fue difícil encontrar uno que me ayudase, ya que ahora realmente si era mudo”. Finalmente ha recuperado su odiada voz pero vuelve a ser feliz.

Compártelo: