Un pueblo cede la iglesia para que los jóvenes no tengan que hacerlo en el coche

El pueblo burgalés de Montilla del Campo ha aprobado en pleno municipal que los jóvenes vecinos del pueblo puedan utilizar la Iglesia cuando necesiten intimar con sus parejas. Para ello han decidido instalar un total de 3 camas en la sacristía del edificio y un baño con ducha para que los jóvenes se sientan cómodos.

Esto ha provocado el malestar de la Archidiócesis de Burgos que ya ha presentado una queja formal ante la Delegación de Gobierno de Castilla León, alegando que la iglesia de Montilla del Campo es de su propiedad y el pueblo no tiene derecho a usarla a su antojo. Por su lado el alcalde de Montilla del Campo defiende su postura diciendo que “ahora que llega el invierno no nos parece bien que los chavales tengan que hacerlo en el coche con lo incómodo que es y con el frío que hace. Todos hemos sido jóvenes, incluso el cura, y hubiéramos agradecido un detalle así por parte de nuestro Ayuntamiento”.

Parece ser que el pueblo defiende la decisión del Ayuntamiento independientemente de la ideología y valoran la medida como muy buena. “Ya era hora de que pensaran en nosotros, la Iglesia sólo se usa una vez por semana cuando hay misa y sólo van 4 gatos, ¿por qué no darle un uso mejor?” explica uno de los jóvenes del pueblo.