El referéndum catalán se hará a mano alzada.

Ante los problemas que se está encontrando la Junta Electoral para el referéndum del 1 de Octubre en Cataluña para poder imprimir las papeletas de la consulta, así como para encontrar locales para llevar a cabo las votaciones y ante las dudas que se plantean a la hora de constituir las mesas electorales, se ha tomado una decisión drástica.

La votación, finalmente, se realizará a mano alzada. Ahora falta encontrar lugares amplios para juntar a la gente, y se tendrán que contratar empresas con experiencia en inventarios, aforamiento, contar cabezas de ganado, etc. La tarea no deja de ser complicada, más si tenemos en cuenta que para evitar suspicacias, la votación deberá hacerse a la misma hora exacta a lo largo de todo el territorio catalán.

Lo bueno de todo esto es que el resultado se sabrá casi inmediatamente, además del ahorro de coste en imprenta, distribución y demás. También será la consulta ecofriendly más multitudinaria del mundo, algo de lo que se enorgullecen los miembros de la Junta Electoral.