5 consejos para la decoración con papeles pintados

5 consejos para la decoración con papeles pintados

El papel pintado es una muy buena opción para rediseñar el interior de nuestra casa y para cambiar un poco el estilo si  estamos cansados de ver siempre lo mismo. Es una opción ideal, además, si queremos usarlo en lugar de pintar la pared. Además nos aporta luz, diseño y estilo a nuestras habitaciones más aburridas. Él secreto está en saber escogerlo, colocarlo y limpiarlo. En este artículo te damos 5 consejos para la decoración con papeles pintados.

  1. Elige el papel que más se adapte a tus necesidades. En www.papelesdelos70.com encontrarás una gran gama de posibilidades. Pero no se trata solo de elegir aquél que más te guste, sino de saber elegir aquél que encaja con el espacio. Al contrario de lo que muchos piensan el papel pintado no empequeñece, sino que protege las paredes, sustituye muebles o llena los espacios de color. Eso sí, puede ser contraproducente si no elegimos el que mejor nos va. Debemos escoger los tonos más convenientes para el espacio que queremos forrar, es ideal además para zonificar partes de la casa.
  2. Prepara la pared antes de ponerlo. Es imposible que quede bien instalado si antes no preparas la pared para que pueda pegarse el papel in problemas. Eso quiere decir que debes tapar los agujeros con yeso, sacar tornillos o imperfecciones que haya a la pared y limpiarla de humedades, alcalinidad u otros problemas. Además si quieres instalar el papel en un espacio donde hay gotelé deberás retirarlo, si es una pared de azulejos tendrás que poner masilla en las juntas y si está pintada debes eliminar la pintura antigua lijando o raspando la pared. Hay que dejarla lo más limpia posible.
  3. Ten en cuenta la cantidad de papel que vas a utilizar. Una vez sabemos cuál es el modelo que nos encaja debemos pensar con detalle la cantidad de material que necesitaremos. Debes medir la altura de la pared y dividir la longitud del rollo de papel por esta altura para saber cuántos largos podrás tener con cada rollo. Luego midiendo el perímetro de la habitación en función del número de largos que nos salió. En definitiva, calcular al detalle cuantos rollos vamos a necesitar.
  4. Cuídalo y límpialo. Si ya tienes tu papel pintado instalado, entonces intenta cuidarlo. Aunque es una opción fácil de cambiar cuando se daña, te recomendamos que lo intentes mantener en buen estado para que te dure más. Una opción para hacerlo es limpiándolo cuando se produce algún tipo de mancha. Lo puedes hacer con un paño o esponja, siempre con agua y si usas jabón que sea neutro. Lo mejor, pero, es leer en la etiqueta del papel para saber si se puede limpiar y cómo.
  5. Sé creativo. Lo mejor de todo es que dejes volar tu imaginación. Que te atrevas a probar pinturas nuevas y a colocar el papel pintado incluso allí donde no lo imaginabas. Por ejemplo, ¿sabías que también puedes colocar papel pintado en los muebles? Es una opción perfecta para restaurarlos y darles una segunda vida.
Aviso: El contenido de Hay Noticia es ficción, como dice nuestro aviso legal

Compártelo: