Agredido por su suegra tras regalarle un ataúd inflable "para que se vaya acostumbrando"

Agredido por su suegra tras regalarle un ataúd inflable “para que se vaya acostumbrando”

¿Cuántas veces hemos escuchado el famoso refrán de “A caballo regalado no le mires el diente”? Pues tras lo ocurrido en el municipio de San Juan (Alicante) este pasado fin de semana, la obsequiada sí debió de mirarlo.

Un vecino alertaba al 112 informando que escuchaba a una señora chillar y a un hombre diciendo “no me pegues más o llamo a la Guardia Civil”. Tras personación inmediata de dos patrullas de Policía, accedieron al chalet en cuestión observando a una señora de 74 años sentada, acalorada y notablemente nerviosa. Al otro extremo de la piscina se encontraba un hombre, su yerno, nervioso también y taponando una herida sangrante en la cabeza, “mi yerno que es un gilipollas, me he venido a la casa de mi hija a pasar el verano y hoy me trae este regalito, una colchoneta que es un ataúd inflable, dice que es para que me acostumbre, lo mato”.

Tras dialogar con el obsequiante, afirmó que se trataba de una broma, reconociendo que le dijo eso, que era para que se acostumbrara a la forma del ataúd porque le quedaban dos días.

Compártelo: