Compra un vestido por internet, y viene con la modelo.

Compra un vestido por internet, y viene con la modelo.

Siempre que compramos algo por Internet vamos con la cautela lógica de si nos van a dar gato por liebre. Y es que a veces más vale guardarnos los euros que queremos invertir, que darnos cuenta de que lo que se anuncia no es, ni de lejos, lo que nos va a llegar a casa.

Pero al protagonista de nuestra historia le pasó algo más rocambolesco aún. Quería hacer un regalo a su chica, y había visto un vestido en una web de compras del mercado asiático. El precio no era de los más baratos, pero tampoco era algo que no pudiera permitirse, y siempre tenía la opción de reclamar, ya que pagaba con PayPal.

Pero la sorpresa llegó al llegar el “paquete”, pues no hizo falta ni abrirlo. Luciendo el vestido, venía la misma modelo del anuncio. Y ahora sí que tiene un problema. “En la web no me contestan. Mi chica me ha dejado, dice que a saber en qué páginas me meto. Y ahora estoy con una mujer que no habla el idioma, y arreglándole papeles”.

 

Compártelo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.