Un cura de Bilbao se niega a casar a una pareja porque el novio era andaluz

Aunque parezca extraño todavía seguimos encontrándonos en la sociedad con casos que bien podrían haber salido de una película sobre tópicos, como la más taquillera del cine español “8 apellidos vascos”. ¿Pueden un joven dicharachero andaluz y una vasca de esas echadas para adelante ser felices para siempre? Para el cura que les tocaba casarles no.

Amaya y Julio iban a contraer matrimonio este sábado en Bilbao después de 8 años de noviazgo cuando el cura que habían elegido para casarles, amigo de la familia de toda la vida, se echó para atrás y decidió cancelar la ceremonia dejando a los invitados boquiabiertos. La novia tuvo que ser atendida al desmayarse y sus padres se vieron obligados a intervenir para reducir al novio y que no acabara a guantazos con el cura. Toda una odisea diga de una película argentina como “Relatos salvajes”.

El cura por su parte argumentó que no estaba de acuerdo con ese enlace, que lo siente por la familia y se arrepiente de haber llegado tan lejos. “Necesitaba el dinero por eso accedí a casarles, pero prefiero morir de hambre antes que arder en el infierno. No seré yo quien una a estas dos almas dispares destinadas a separarse más pronto que tarde.

HAY NOTICIA ahora también en inglés https://thereisnews.com
y en Telegram https://t.me/haynoticia
Compártelo:
Website Security Test