Denuncia a un restaurante asturiano por obligarle a terminarse el Cachopo que había pedido

Un joven madrileño que estaba disfrutando de unos días de descanso en Asturias con su pareja ha visto como sus vacaciones se iban al garete, y todo por no poder acabarse un cachopo. Como lo oyen. Nadie debió de contarle que en Asturias no hay que dejar nada en el platu, y menos cuando te tratan como tú propia abuela.

Los hechos tuvieron lugar en un restaurante de Ribadesella, precioso pueblo costero conocido por su descenso en canoa y como no, también por los cachopos. Su novia, una chica cauta, se pidió una ensalada para comer, seguramente pensando en el postre, pero a él le pudo el ansía y se pidió un cachopo entero con patatas, pimientos y ensalada.

Después de casi una hora en la que veía como el cachopo no llegaba a su fin, quiso pedir tarta de la abuela de postre, pero el dueño le dijo que hasta que no se acabara el cachopo no había tarta. Tras unos minutos de tensión se lo terminó, indignado y entre sudores, advirtiendo al propietario de que tomaría medidas contra él. La Policía ya ha iniciado una investigación y varios testigos presenciales podrían tener la clave del caso.

HAY NOTICIA ahora también en inglés https://thereisnews.com
y en Telegram https://t.me/haynoticia
Compártelo:
Website Security Test