El dueño de un puticlub va a IKEA con 34 prostitutas a probar las camas que iba a comprar

El dueño de un puticlub va a IKEA con 34 prostitutas a probar las camas que iba a comprar

Uno de los sectores que más ha sufrido las consecuencias de esta pandemia, además de la hostelería, ha sido el de los clubs de alterne. Muchos han sido los propietarios de estos establecimientos los que han aprovechado el cierre para hacer reformas.

El pasado jueves, IKEA volvía a ser noticia, en este caso el emplazado en Murcia. A mitad de tarde, se personaba el dueño de un prostíbulo junto con 34 chicas con el fin de probar camas para la adquisición de 40 unidades de cuerpo y medio. El escándalo de exuberantes mujeres pronto llamaba la atención del resto de clientes, siendo atraídos hasta la zona de dormitorios gran cantidad de hombres. “Vaya montón de tías buenas, así da gusto venir a IKEA y no viendo vasos, tenedores y perchas como siempre”, comentaban varios clientes.

Las esposas y novias de los atónitos espectadores no pensaban lo mismo, “esto es una vergüenza, las tías marranas haciendo posturitas en las camas, menuda falta de respeto” comentaban a los responsables de Seguridad quienes se vieron desbordados intentando mantener el orden.

Compártelo: