SUCESOS

Funcionaria expedientada por llevar bolas chinas alega que es para atender con simpatía

This post has already been read 1602 times!

Más de una vez hemos tenido que acudir a algún edificio de la Administración, sea municipal, regional o estatal y hemos tenido la «suerte» de ser atendidos por una funcionaría estúpida, rancia, amargada e incluso masticando chicle con desgana.

Pues lo ocurrido en un municipio de Córdoba ha sido digno de mención. Una funcionaría se comportaba extremadamente bien, feliz, sonriente y coloquial llegando a dudar el jefe del Departamento que podría estar bajo los efectos del alcohol u otra sustancia. Tras preguntar a la misma por tan asombrosa felicidad, se quedó boquiabierto… «sí, jefe, uy, disculpe pero me está dando, uy, aaay, Dios, me da» fueron las palabras textuales según varios testigos, confesando posteriormente que llevaba bolas chinas en la vagina.

Tras dar inicio al oportuno expediente disciplinario, la misma ha alegado en su defensa que de ese modo lo único que pretende es agradar al público y derrochar más simpatía que sus insulsas compañeras.

Compártelo: