CIENCIA&TECNOLOGÍACURIOSIDADESSUCESOS

Ingresado con un cepillo eléctrico en el recto dice que trataba de blanquearse el ano

This post has already been read 1439 times!

Un varón de cuarenta y nueve años acudió el pasado viernes a Urgencias de un hospital madrileño con un cepillo eléctrico en el recto. El hombre explicó a los facultativos que lo atendieron que el objeto había llegado ahí por un accidente, cuando intentaba blanquearse el ano.

Los hechos acaecieron bien entrada la noche. Julián M.R. se presentó en el centro hospitalario jadeando, «con graves dificultades para articular palabras». El médico que lo atendió en un primer momento explica que el hombre manifestó que sentía un enorme dolor en el recto. En una primera exploración se comprobó que el cepillo eléctrico, que se hallaba ubicado en el recto, se encontraba vibrando «a una gran intensidad». Julián dijo que era un hombre muy coqueto, acostumbrado a ir hecho un pincel, incluso con el ano totalmente limpio y blanco inmaculado. Ese era el motivo por el que su cavidad rectal alojaba un cepillo eléctrico de grandes dimensiones.

El equipo médico pudo extraerle, no sin algunas complicaciones, el artilugio. El paciente abandonó agradecido el hospital, no sin antes solicitar que le fuera devuelto el cepillo de dientes porque «pasándole un paño húmedo, sirve aun para lavarme los dientes».

Compártelo: