La quema de un decomiso de marihuana termina con siete policías intoxicados

Siete agentes del cuerpo nacional de Policía tuvieron que ser ingresados en un hospital de Gandia después de inhalar el humo procedente de la quema de un decomiso de marihuana. Los policías participaban en la destrucción, mediante incineración, de numerosas plantas de esta sustancia, de las que se habían aprehendido en una operación el pasado mes de agosto.

Para llevar a cabo el mandato judicial de destruir las plantas, los agentes, como es habitual en estos casos, prendieron fuego al cargamento en un depósito de la localidad. Al parecer, el fuerte viento que soplaba en rachas de hasta 80 km./hora provocó que la dirección de la nube de humo procedente de la quema cambiara drásticamente. Los policías la inhalaron durante pocos segundos, el tiempo suficiente para sufrir una intoxicación. Los síntomas no tardaron en aparecer y fue uno de los agentes de la comandancia que no participaba en la operación quien alertó a los servicios sanitarios: “Los compañeros se comportaban de un modo extraño; unos estaban adormilados, otros eufóricos sin motivo aparente, así que llamé a una ambulancia”.

Los policías fueron trasladados al Hospital del municipio donde permanecieron en observación varias horas hasta ser dados de alta sin ninguna consecuencia más que el susto.

 

HAY NOTICIA ahora también en inglés https://thereisnews.com
y en Telegram https://t.me/haynoticia
Compártelo:
Website Security Test