SUCESOS

Le deja un galgo a su abuela durante las vacaciones y lo recoge con 29kg más

This post has already been read 16476 times!

Siempre se ha dicho que las abuelas, maternas o paternas, se han destacado generalmente y entre otras muchas cosas, por alimentar en exceso a sus nietos, insistiendo en demasía incluso con testarudez.

Pero, el caso sucedido en un municipio de Albacete, ha superado todos los límites a este respecto. La abuela protagonista no «cebó» en este caso a su nieto sino… al perro de su nieto. Parece ser que tras pedir a la abuela el favor de cuidar de su galgo durante 20 días que tenía un viaje al continente asiático, a su regreso se encontró que el galgo pesaba 29kg más. «Pero abuela que has hecho, era mi galgo, el perro que utilizo para cazar, se van a descojonar las liebres de él, si parece al gato Garfield».

A pesar del reproche a su abuela, ésta insistió que estaba muy delgado y le había puesto cocido todos los días «se le notaban las costillas, menuda juventud, ni para cuidar perros servís ni cuanto menos a un hijo».

Compártelo: