Le pillan mirando el móvil al volante y se libra de la multa porque era bizco

Le pillan mirando el móvil al volante y se libra de la multa porque era bizco

Aunque actualmente el uso del teléfono móvil al volante está castigado con una sanción de 200 euros y la retirada de 3 puntos del carnet, la DGT está estudiando seriamente endurecer la ley. Pero, ¿qué ocurre con las personas bizcas que sean capaces de mirar el móvil y a la carretera al mismo tiempo? ¿Están exentas de sanción o con poner un solo ojo en la carretera no es suficiente?

Ayer en Madrid un conductor de origen escocés fue intervenido por la policía al detectar que iba haciendo uso del teléfono móvil mientras conducía. Al parecer el hombre miró repetidas veces el móvil sin importarle que a su par se pusiera un coche de la policía que le estaba intentando dar el alto.

Cuando el conductor se percató de la presencia de la policía se bajó del coche indignado y les preguntó a los agentes si había algún problema: “Soy bizco pero no soy tonto. En ningún momento he quitado el ojo de la carretera, que me detengan si he cometido alguna infracción”. En un primer momento los agentes no le tomaron en serio, pero cuando comprobaron su informe médico y les demostró que podía mirar a dos sitios a la vez le dejaron marchar. Este suceso deja entrever las múltiples grietas que todavía existen en la ley de seguridad vial.

HAY NOTICIA ahora también en inglés https://thereisnews.com

Compártelo: