¿Sale rentable pedir un mini préstamo por internet?

¿Sale rentable pedir un mini préstamo por internet?

Los préstamos online son, hoy por hoy, una de las vías de financiación extra más utilizada entre los consumidores españoles. La expansión de internet y la facilidad con la que se tramita este tipo de producto han dado un impulso definitivo al sector. Pedir un crédito por internet es ahora una práctica habitual y cada vez es mayor el número de personas que se apunta a esta fórmula para obtener dinero rápido.

Pero entre algunos solicitantes sigue surgiendo la duda ¿sale realmente a cuenta pedir un crédito rápido?, ¿cuánto me va a costar la operación?

Las cuentas claras

Los préstamos online se caracterizan por la transparencia. Desde el primer momento, el usuario sabe lo que le va a costar un crédito y eso es fundamental para determinar la rentabilidad de la operación. Además, en páginas como Prestamoney.com el sistema compara entre las principales empresas del sector y ofrece al cliente la solución más idónea en función de sus intereses particulares. De esta manera, el solicitante puede conocer al detalle la cifra global de la operación y tiene elementos objetivos de cara a una decisión final.

Al igual que sucede con los préstamos bancarios, las empresas de crédito online obtienen sus beneficios a través de los intereses o gastos de gestión. Cada entidad aplica los porcentajes que estima convenientes, pero las cifras están claras desde el primer instante y es el cliente el que decide. En el caso de los minicréditos, la rentabilidad vendrá de la mano de la rapidez en la devolución del dinero recibido. Cuanto antes, mejor, esta es la norma.

Para comprobar esta afirmación, no hay más que jugar un poco con la herramienta de cálculo que incorpora la mayoría  webs de préstamo. Si la devolución del microcrédito se efectúa en un plazo de una semana, la cantidad a abonar en concepto de intereses o gastos es mínima. Por tanto, obtener una cantidad extra para cubrir una necesidad puntual puede salir prácticamente gratis.

Supongamos, por ejemplo, que tenemos un gasto imprevisto de 300 € y no disponemos de dinero para poderlo afrontar. Si solicitamos un préstamo rápido y podemos devolverlo con rapidez, por ejemplo, nada más al cobrar la nómina, el gasto será prácticamente inapreciable.

Valorar el servicio recibido

Otro citerior para evaluar la conveniencia o no de los créditos online es estudiar los beneficios que se obtienen a cambio. En muchas ocasiones, la solicitud de un préstamo por internet obedece a motivos de urgencia o necesidad apremiante de dinero. En estos casos, la rapidez es la que manda y si se puede obtener dinero rápido y sin papeleos, el gasto de la operación pasa a ocupar un segundo plano.

En todocreditosrapidos.es se pueden obtener hasta 800 € en cuestión de pocos minutos, y sin necesidad de nóminas y avales. Para ello, el solicitante solo ha de rellenar un formulario de solicitud aportando sus datos personales e indicando claramente la cantidad que desea y la fecha prevista para su devolución. El sistema selecciona entonces la empresa más adecuada para el cliente. El proceso de solicitud es totalmente gratuito.

HAY NOTICIA ahora también en inglés https://thereisnews.com

Compártelo: