Se despide del trabajo para no invitar a ningún compañero a su boda

Se despide del trabajo para no invitar a ningún compañero a su boda

Jordi N.G., al que sus compañeros de trabajo en el Puerto de Santa María conocen por “El Catalán”, pidió la baja voluntaria en su empresa unas semanas antes de su boda para, según él, “no tener que invitar a nadie de su trabajo”.

Según sus superiores “Jordi era un muchacho muy aplicado, que no ha tenido nunca ningún problema con nadie y muy válido para nosotros. Un buen día, se presentó en las oficinas pidiendo la baja. Cuando le ofrecimos igualar cualquier oferta que tuviera por ahí, nos dijo que en verdad iba al paro, que lo que quería era no tener que invitar a nadie de la fábrica a su boda”.

“Éramos muchos en la empresa. Si invitaba a unos, tenía que invitar a los demás, y luego investigué, y casi todos tenían parejas. Algunos hasta hijos que seguro querrían llevar. Así que decidí que mejor irme al paro, que me iba a compensar”, nos comenta el novio agarrado.

Compártelo: