Se disfraza de monja durante años para acceder a un convento y tener sexo con internas

Se disfraza de monja durante años para acceder a un convento y tener sexo con internas

Poco después de las 4 de la tarde del pasado domingo, el 112 de la Comunidad de Madrid recibía la llamada de una mujer identificándose como una monja de clausura requiriendo presencia de Policía en el convento por haber un hombre en el lugar.

A pesar de parecer una broma, dos patrullas se personaron en el lugar siendo recibidos por la llamante. “Hay un vecino de Alcorcón que está entrando al convento desde hace años disfrazado con un hábito idéntico al mío, viene de vez en cuando porque tiene sexo con varias internas, ya me he cansado y tengo miedo de que nos pegue el Coronavirus, no aguanto más , pasen”. Los cuatro agentes accedieron al edificio en cuestión acompañados por la llamante quien indicó en qué estancia se encontraba el susodicho. Tras verse sorprendido, alegó que era el fontanero habitual y que se vestía así para no perjudicar la imagen de las monjas.

El hombre, vestido de monja, fue trasladado a la dependencias municipales para aclarar lo sucedido tratando de cambiar la versión de los hechos “es que me siento mujer y quiero ser esposa de Dios”.

Compártelo: