Se injerta un sexto dedo para tocar mejor el piano

Se injerta un sexto dedo para tocar mejor el piano

Una familia rusa afincada en el barrio de la Barceloneta (Cataluña) se ha convertido en noticia entre los medios de comunicación esta pasada semana. Anastasia, una niña de 11 años, ha sido la protagonista de esta mediática historia. Su madre, profesora de violonchelo con impresionante currículum a sus espaldas y su padre, cirujano plástico de gran prestigio, han dado un paso jamás llevado a cabo en todo el mundo.

La pequeña, magnifica estudiante de piano desde los 3 años y cursando estudios en el Conservatorio Superior con repetidas matrículas de honor, veía truncada su carrera profesional por las reducidas dimensiones de sus manecitas.

Ante tal circunstancia, y tras conseguir con gran dificultad los permisos necesarios por parte de las autoridades, ha sido su propio padre el que le ha injertado el dedo en la mano derecha, procedente de un donante. La recuperación está siendo un éxito, sin haber mostrado rechazo alguno hasta hoy. Anastasia es el centro de atención en el Conservatorio y la pequeña, por fin podrá interpretar a la perfección, obras que requieran de pasajes con octavas.

Compártelo: