Se queda tirado con el coche al lado de un puticlub y hace esperar al de la grúa 2 horas

Se queda tirado con el coche al lado de un puticlub y hace esperar al de la grúa 2 horas

Cuando lo normal es que sea la grúa la que nos haga esperar a nosotros entre media hora y una hora en el mejor de los casos cuando nos quedamos tirados con el coche, ayer por la noche ocurrió exactamente lo contrario. El empleado de una empresa de grúas estuvo dos horas esperando al conductor de un coche que había llamado porque se le había averiado.

Los hechos tuvieron lugar anoche a las 22:30 cuando Federico, valenciano de 32 años, se quedó tirado con su coche a muy pocos metros de un puticlub. El joven llamó a la grúa y como a los 15 minutos todavía no había llegado se metió en el puticlub para hacer tiempo. Un tiempo que se le fue de las manos.

La grúa, que llegó al lugar donde se había quedado tirado aproximadamente en 30 minutos, se encontró con su coche estacionado a las puertas del puticlub y sin moros en la costa. Al llamar al joven por teléfono para ver dónde estaba se llevó la sorpresa: “Me dijo que enseguida venía que estaba liado. Tardo 2 horas en llegar y lo hizo con cara de cansado y olor a sexo. Venía del puticlub el muy sin vergüenza”.

Compártelo: