Sorprenden a una anciana en un bar comiendo caracoles con un succionador de clítoris

Sorprenden a una anciana en un bar comiendo caracoles con un succionador de clítoris

Vuelve a estar en primera línea de noticias el revolucionario y novedoso juguete erótico succionador de clítoris, pero esta vez no por su éxito de ventas si no, por la nueva utilidad que una anciana le ha encontrado.

Sucedió el viernes en torno a las 14:30 horas en un conocido y céntrico restaurante de Murcia. Doña Concha como así se conoce a esta viuda y adinerada vecina, pidió como suele acostumbrar, una copa de vino y un plato se caracoles. La sorpresa tanto para clientes como para camareros fue cuando la anciana clienta sacó de su bolso un succionador de clítoris y lo fue aplicando a cada uno de los caracoles para extraer “la molla” con total perfección y comodidad. “Nos mesmos de la risa, parecía que el aparato ese estaba diseñado para comer caracoles, vaya una mañana se daba la Conchica” comentaba una clienta.

A pesar de ser advertida por la dueña del restaurante de que el “aparatico era pa otros menesteres” ésta hizo caso omiso y continuó con su deleite sin importarle las risas, los mirones y las fotos robadas.

Compártelo: