Sufre un golpe de calor en un vuelo de Ryanair tras ponerse 12 capas de ropa

Sufre un golpe de calor en un vuelo de Ryanair tras ponerse 12 capas de ropa

Un pasajero del vuelo Ryanair FR347 procedente de Madrid y con destino Sevilla tuvo que ser atendido ayer en pleno vuelo tras sufrir un golpe de calor provocado por varias prendas de ropa que llevaba puestas para no tener que facturar su equipaje ni el de su familia.

El hombre, un sevillano de 42 años, que viajaba con con su mujer y 2 hijos, y no había facturado ninguna maleta, llevaba puesto en el momento del incidente 12 capas de ropa: dos pares de calcetines,  un calzoncillo, dos pantalones, dos camisetas, tres sudaderas y dos cazadoras de invierno. Las azafatas que viajaban en el vuelo fueron las encargadas de atender al pasajero, que según nos cuentan subió al avión con la cara bastante roja y el pelo empapado en sudor: “Al principio no le dimos importancia porque creímos que se quitaría la ropa al tomar asiento, pero no fue así, suponemos que le daría vergüenza”.

Aunque parezca surrealista no es la primera vez que tienen que atender a alguien por exceso de ropa. Se trata de un caso cada vez más común entre las aerolíneas de bajo coste que ponen a prueba la destreza de sus clientes a la hora de intentar ahorrarse unos euros.

HAY NOTICIA ahora también en inglés https://thereisnews.com
y en Telegram https://t.me/haynoticia
Website Security Test
/*video mobusi*/