Un niño se entrega tras confesar que pidió a una estrella fugaz que cerrasen los colegios

Un niño se entrega tras confesar que pidió a una estrella fugaz que cerrasen los colegios

Sucedía en la mañana de ayer en Sevilla, un niño de 7 años accedía por sí sólo a un Cuartel de Guardia Civil con intención de entregarse, al considerarse culpable de lo que estaba ocurriendo a nivel mundial.

Tras ser invitado por el agente de control de acceso y preguntarle al respecto, no daba crédito de lo acontecido “vengo a entregarme, en el invierno pasado, vi una estrella fugaz, cerré los ojos y pedí un deseo, que cerraran todos los colegios del mundo y menuda lié, soy culpable”. Tras las inevitables risas del agente, calmó al muchacho y llamó al Sargento para que el peque volviera a poner de manifesto su gran preocupación. Para sorpresa del pequeño, el Sargento lo invitó a pasar a su despacho y le aseguró que el culpable ya estaba detenido, en China.

“Pues ya me había traído un zumo y un bocadillo por si dormía en el calabozo”, comentó el pequeño ante las carcajadas de Sargento y dos agentes de la Benemérita.

Compártelo: