Acude al médico por un dolor de garganta, y le encuentran un DIU.

Francisco G. M. acudió el otro día al Hospital Comarcal de Antequera, quejándose de un intenso dolor en la garganta, y de no poder tragar ni líquido. Inmediatamente le hicieron una radiografía, observando un objeto extraño alojado en la faringe. Sin saber lo que podía ser, procedieron a abrir inmediatamente, para extirpar lo que tuviera molestando al paciente.

La sorpresa gorda vino cuando tuvieron en la bandeja lo que había estado clavado en el interior del cuello de nuestro protagonista. Ni más ni menos que un DIU intrauterino, usado, para más señas.

El asunto es que ahora hay que aclarar cómo llegó eso ahí. Avisada la mujer de lo ocurrido, ésta entró en cólera, juró y perjuró que ella tenía hecha una ligadura de trompas, y si no la agarran entre los sanitarios y familiares, al paciente lo tienen que ingresar en traumatología. De momento, el marido dice con señas que no puede hablar, por lo que tendremos que esperar para saber dónde “encontró” el DIU.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *