Crea un bulo sobre su muerte para descubrir si le lloran en su entierro

Un joven de Málaga, con la ayuda de un par de amigos, simuló su propia muerte el pasado sábado. Para ello hizo correr el bulo entre todos sus amigos y familiares, e incluso organizó la sala del tanatorio aprovechando un dinero que había ganado en unas apuestas deportivas.

Cuando ya hubieron pasado por allí todos los allegados y se disponían a levantar el féretro para llevarlo a enterrar, el joven apareció de repente y les dijo “buenas noticias, ¡estoy vivo!”. Una vez superado el susto primero, y la incredulidad después, llegó el momento del terrible enfado que muy poco faltó para que llegara a las manos, sobre todo de sus familiares más directos, que no podían creer que les hubiera hecho pasar por todo eso.

El joven se disculpó asegurando que “me apetecía mucho saber cuanto me llorarían por mi desaparición. Eso es algo que nadie puede saber y que yo sí he conseguido”. Ahora le queda una dura tarea para recuperar el cariño de todas esas personas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *