Despiden a un robot por pedirse un día de asuntos propios

La semana pasada fue despedido un robot de una empresa aeronáutica sevillana por pedir a su encargado de zona un día de asuntos propios.

El robot coordinaba las tareas de ensamblaje, fue adquirido hace 4 años y gracias a él la producción no paraba de mejorar. Algunos trabajadores incluso hacían bromas con él, se había convertido en un miembro más de la plantilla y sus funciones estaban muy bien valoradas. El problema surgió la semana pasada cuando inexplicablemente el robot consiguió comunicarse con su encargado de zona y le pidió un día de asuntos propios.

El encargado sorprendido no daba crédito “me quede sin saber que decir, lo comenté con mis superiores y asustados tomaron la decisión inmediata de prescindir de él, por contrato no está permitido desconectarlo así que ha tenido que ser despedido”. El robot se plantea ahora denunciar a la empresa por todos estos años trabajando de manera continuada sin disfrutar un solo día de vacaciones, los sindicatos ya están estudiando su caso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *