Exige orgulloso el resultado del test de alcoholemia para enseñárselo a sus padres

Un joven de 24 años de la localidad burgalesa de Aranda de Duero sorprendió a los agentes que le atendieron cuando tras el control de alcoholemia les pidió el resultado del test por escrito.

 

Los hechos tuvieron lugar la pasada madrugada del sábado a las afueras de la ciudad, cerca de una conocida discoteca donde acuden cientos de jóvenes cada fin de semana. La Guardia Civil se encontraba realizando un control rutinario de alcoholemia. Tras haber realizado el test a uno de los conductores éste pidió por escrito los resultados del mismo, según él “para enseñárselo a sus padres”. Los agentes aseguran que no es una práctica habitual, pero si el usuario lo pide están obligados a dárselo. “En principio pensamos que el joven estaba de broma, pero después vimos que lo exigió y se lo tuvimos que dar”, comentó uno de los agentes.

 

El resultado del test fue de 0,0 lo que demostraba que no había bebido. Al parecer el joven ya había tenido varias denuncias por conducir bajo los efectos del alcohol, incluso le habían retirado el permiso de circulación durante 6 meses. “Estaba orgulloso de mi 0,0. Mis padres siempre me están dando el coñazo con lo de si bebo que no conduzca por lo que quería demostrarles que así lo hacía. Para una vez que no bebo…”

Compártelo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *