Ingresado grave tras llevar más de 2 años practicando sexo tántrico sin eyacular

Joaquín G. es un bilbaíno de 28 años que tuvo que ser ingresado de urgencia en el día de ayer con fuertes dolencias testiculares producidas tras más de 2 años practicando sexo tántrico sin eyacular en ningún momento.

El muchacho llevaba semanas encontrándose bastante mal “notaba una pesadez enorme, como si toda mi energía estuviese concentrada en una zona y me faltaran fuerzas en el resto del cuerpo”. Hace años, y tras haber probado de todo en materia sexual según asegura, descubrió el sexo tántrico, se informo al respecto y comenzó a practicarlo “ahora duro en la cama horas, las tías están impresionadas y el boca a boca me está permitiendo ponerme las botas”.

El problema ha sido que no entendió completamente el método y lleva todo este tiempo sin eyacular “yo que se, leí lo de aguantar la eyaculación todo lo posible y se ve que me he pasado, cosas de vascos”. Felizmente ha salido ya de peligro tras ser liberado de su pesada carga y ha aprendido para sus futuras relaciones.