Los coches eléctricos no son detectados por los radares de velocidad

Una filtración de la Dirección General de Tráfico (DGT) desvela que los radares de velocidad no son capaces de detectar los coches eléctricos.

Éste es un problema que por lo visto lleva de cabeza a las autoridades y que la DGT no quería que viera la luz. El radar emite una onda electromagnética que al llegar al vehículo rebota y vuelve a la antena, midiendo así la velocidad a la que circula el objeto. Al parecer en los vehículos eléctricos la onda electromagnética no es devuelta por lo que es materialmente imposible medir la velocidad. La Dirección General de tráfico no quería que esto se supiera por miedo a que los usuarios compraran en masa vehículos eléctricos con el fin de evitar los radares. Los técnicos de la DGT están trabajando a marchas forzadas para intentar solventar éste problema lo antes posible.

La única opción que puede tener la DGT hasta ahora para medir la velocidad de los coches eléctricos es por medio comparativo, es decir, perseguir a éstos vehículos para comparar la velocidad con el vehículo perseguidor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *