Pierde una apuesta y se tatua la cara de Rajoy

Este sábado, y tras perder una apuesta el viernes por la noche con sus amigos, Rodrigo Mesa, un joven malagueño de 21 años de edad, se ha tatuado la cara de Mariano Rajoy en su brazo.

El joven en cuestión salió de marcha el viernes con sus amigos, mientras bebían comenzaron un debate político que acabo en una apuesta arriesgada, si Rodrigo no llevaba razón tendría que tatuarse la cara del actual presidente del Gobierno. Tras comprobar en Google la resolución de su disputa “me di cuenta de que la había cagado, me había equivocado y por chulito había perdido”, sus amigos se rieron pero ninguno contaba con que Rodrigo cumpliese la apuesta de verdad.

Al día siguiente se llevaron una buena sorpresa al ver a su amigo de nuevo, “este tío es el puto amo, estábamos de coña, no era necesario cumplir, pero Rodri es un crack, ha cumplido como un campeón”. Las redes sociales ya se mofan del resultado, pero nadie podrá decirle nunca que no es un hombre de palabra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *