Se salta 9 semáforos en rojo porque se cagaba y consigue librarse de la multa

Nuestra protagonista, una barcelonesa de 36 años, realizó ayer el trayecto más veloz de su vida, saltándose 9 semáforos, porque había sentido la llamada de la naturaleza.

La mujer acabó de comer en un concurrido japonés de la ciudad condal y se montó en el coche para volver a su casa “de repente noté una explosión en las tripas, necesitaba cagar como fuese, así que arranqué aceleré y no paré hasta llegar a casa”. Por el camino cometió diversas infracciones, entre ellas saltarse 9 semáforos y la Policía a duras penas consiguió perseguirla hasta su casa “recibimos el aviso y conseguimos localizarla, pero era imposible frenarla”.

Una vez se bajó del vehículo se dirigió como una exhalación a su portal y, aunque escuchó gritos, no se paró hasta conseguir subir a casa y llegar a su ansiado cuarto de baño “en cuanto terminé atendí a los Policías y me disculpé, les expliqué a que se debían mis prisas y lo entendieron”. Según comenta uno de los agentes “es entendible, nos podría pasar a todos, una urgencia es una urgencia”.

Compártelo:

5 comentarios sobre “Se salta 9 semáforos en rojo porque se cagaba y consigue librarse de la multa

  • el octubre 22, 2017 a las 9:53 pm
    Permalink

    Pues a mí me pasa eso, y en el primer sitio paro,pero no pongo en peligro a los demás por que tú te cagues…..te tenían que denunciar por conducción temeraria…eso no es excusa sinvergüenza. Y más los que no te hayan denunciado.

    Respuesta
  • el octubre 22, 2017 a las 10:50 pm
    Permalink

    Los agentes no tienen verguenza. Eso no es escusa para saltarse ningún semaforo.
    Pone enpeligro a peatones y conductores y se va de rositas. vergonya

    Respuesta
  • el noviembre 3, 2017 a las 10:50 am
    Permalink

    De verdad… La gente no entiende que un apretón es un apretón y que es un caso de extrema urgencia en el cual las señalizaciones viales pasan a un segundo plano.

    Aparte de que hay que tener un poco más de sentido del humor. 🙂

    Respuesta
    • el noviembre 3, 2017 a las 11:39 am
      Permalink

      El agente si que fue comprensible… entendía que cuando te tomas un cafe “la avioneta”, lo menos que puedes hacer es ir volando :D.

      Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *