Ingresan a un pastor con el pene atascado dentro de un botijo

Ingresan a un pastor con el pene atascado dentro de un botijo

Ayer el servicio de Urgencias de el Hospital Virgen de los Milagros de Córdoba se vio sorprendido al recibir a un paciente que había sufrido un peculiar accidente, tenía el pene atascado dentro de un botijo.

La víctima de este incidente es un pastor de 52 años “llevo desde chico currando en el campo y nunca había hecho nada parecido, pero no se, llevo unos meses a dos velas, vi la boca del botijo húmeda y no pude resistirme”. Al parecer aprovechó una de las paradas de sus ovejas para comer para darse una alegría al cuerpo, con la mala suerte de quedarse con el pene atascado dentro del botijo.

“Me ha dado mucha vergüenza ir a Urgencias así, pero no podía permitirme romper el botijo, es herencia familiar y le tengo mucho cariño, demasiado según puede parecer ahora” ha confesado el pastor. Los médicos no daban crédito, pero tras varios esfuerzos consiguieron solucionar el problema “les estoy muy agradecido, han resultado intactas las dos cosas que más cariño tengo, el botijo y mi pene”. La noticia ha despertado el interés de varias enfermeras, y algún enfermero, a sabiendas del tamaño de la boca del botijo “lástima que no necesite curas”.

Aviso: El contenido de Hay Noticia es ficción, como dice nuestro aviso legal

Compártelo:

Kratos

Dios de la guerra y referente del humor periodístico nacional, pero más lo primero que lo segundo.