SUCESOS

Denuncia a un camping porque los grillos no le dejaron dormir

This post has already been read 1076 times!

Alberto Calama, madrileño de 42 años, ha vivido una de las peores noches de su vida. Y es que, según cuenta en su terrorífico relato, la noche de ayer en un camping de Almería no pudo pegar ojo por culpa del sonido de los grillos.

Los hechos tuvieron lugar este fin de semana en el Camping Caravaning “La paz que respiras”, ubicado en la costa de Almería. La familia Calama, con su padre a la cabeza, se disponía a pasar unos días de descanso al aire libre estrenando por fin una tienda de campaña canadiense que les había regalado su cuñado. Todo parecía ir sobre ruedas: picnic, bañito en la piscina, barbacoa… pero cuando llegó la noche todo se torció:

No pegamos ojo, esos estúpidos bichos no dejaron de grillar toda la noche. Exijo que me devuelvan el dinero, o en su defecto que los maten a todos. Son enviados del demonio”.

Compártelo: