Despedido cocinero que echaba caspa a los pasteles y decía que era azúcar glass

Despedido cocinero que echaba caspa a los pasteles y decía que era azúcar glass

Un cocinero del Fritanga’s Challenge, de la localidad gerundense de Sant Oriol del Penedés ha sido despedido al ser sorprendido por el gerente del negocio usando caspa como azúcar glass.

Los compañeros se extrañaban de que Albert, que así se llama nuestro protagonista, llegara todos los días con los hombros llenos de caspa al trabajo, y al salir no quedara rastro de ésta. Además, el encargado de hacer pedidos había notado un considerable descenso en la necesidad de azúcar glass, aunque los postres seguían vendiéndose igual.

“Pusimos una cámara y pudimos observar como, de vez en cuando, se sacudía la cabeza y los hombros sobre las bandejas”, reconoce uno de los dueños. “No he hecho nada malo, al menos queriendo. Puede ser que instintivamente me sacuda de vez en cuando, pero no creo que sea para tanto. Nadie se ha quejado nunca de mis postres”, se defiende el cocinero espeso. “A partir de ahora vamos a vender postres y pasteles sin azúcar espolvoreado, para que los clientes no desconfíen”, aclara un responsable de cocina.

Únete a nuestro nuevo canal de Whatsapp

Compártelo: