Detenido por esparcir las cenizas de su padre en la barra del bar al que iba

Detenido por esparcir las cenizas de su padre en la barra del bar al que iba

Desde hace tiempo, la muerte de una persona tiene varios caminos a elegir, la donación del cuerpo para la ciencia, el entierro clásico o la incineración, guardando las cenizas en casa o arrojándolas en un lugar previamente elegido por el difunto o a placer de la familia.

El pasado domingo, una llamada al 112 informaba de un “loco” que había arrojado cenizas de un cuenco funerario sobre la barra del bar “es el hijo de un antiguo cliente, o viene la Policía o lo matan los clientes, que están tosiendo, dando arcadas y sacudiéndose la ropa” comentaba el propio dueño de un bar de Almería al 112. A la vez que llegaba la Policía, acudía la hermana del supuesto causante del altercado accediendo al bar en donde lo tenían retenido en el suelo.

“Soltadlo por favor, es mi hermano, es que se ha liado, ha confundido al leer el Testamento, arrojad mis cenizas en el mar decía y él ha entendido en el bar, lo siento, perdón, yo me encargo de limpiar esto.

Compártelo: