Detenido un cura tras lanzar agua bendita a los clientes de un puticlub al grito de "pecadores"

Detenido un cura tras lanzar agua bendita a los clientes de un puticlub al grito de “pecadores”

El cura de una parroquia de Castellón fue detenido el pasado lunes, acusado de un delito de alteración del orden público por, supuestamente, presentarse en un club de alterne de la localidad y lanzar agua bendita a todas las personas que se encontraban en su interior, mientras profería gritos e improperios.

Los hechos fueron denunciados por el propietario del local, que alertó a la policía de que un hombre con sotana se encontraba molestando a los clientes y trabajadores de su negocio. En la denuncia, a la que ha tenido acceso este medio, el empresario explica que “siendo las doce de la noche, apareció el sacerdote con una garrafa de agua y comenzó a lanzarla sobre sus clientes, así como sobre sus trabajadores, mientras profería gritos como ‘pecadores’, ‘discípulos de Satanás’, ‘vais a ir todos al infierno’, etc.”. El escrito recoge que tras ser increpado, el hombre sacó una cruz de enormes dimensiones y amenazó con “estampársela en la cabeza” a cualquier “diablo” que se le acercara.

La actuación de la policía no calmó los ánimos del clérigo que tildó de cómplices a los agentes. En dependencias judiciales se excusó en que él solo trata de salvar las almas de los pecadores, advirtiendo de que volverá tantas veces como sea necesario.

Compártelo: