Electrocutada por meterse en la bañera con el vibrador


Ha ocurrido en Valencia, después de un duro día de trabajo, Ana Cati llegaba a casa el viernes pasadas las 9 de la noche. Agotada, con frío y sin nadie que la aguardara viviendo sola, decidió darse un relajante baño con aceites esenciales y su inseparable amigo “Pepito” como ella llamaba al vibrador.

A las 21:40 horas, el 112 recibía una llamada de esta señorita diciendo: “Pues que he llegado a casa, he llenado la bañera y cuando he conectado mi vibrador, a media faena he notado calambrazos con latigazos en párpados y convulsiones en una pierna, estoy asustada por si esto es serio”.

Tras ser atendida en el Hospital de La Fe, se descartó cualquier tipo de lesión que pudiera derivarse de tal descarga. Aún asi, el doctor le aconsejó que en lo sucesivo, se abstuviera de meterse con “Pepito” en la bañera ya que el contacto del agua con las propiedades de esos aceites, convierten al vibrador… en una auténtica anguila eléctrica del Amazonas.

HAY NOTICIA ahora también en inglés https://thereisnews.com
y en Telegram https://t.me/haynoticia
Compártelo:
Website Security Test